martes, 11 de septiembre de 2018

EL SALVATIERRA



Eliseo Santana A.
Ferry de pasaje y carga que tuvo un trágico final en el canal de San Lorenzo hacia el lado de la isla Espíritu Santo, el 19 de Junio de 1975.

Les platicaré algo de su historia, el barco fue construido en el los astillero: Jeffersonville Boat & Machinery Co. en Jeffersonville, U. S. A. su matrícula fue IMO: 5257191 diseñado para ser  operado por 16 tripulantes.


Tenía, de Eslora: 93,73, Manga: 15,29, Puntal: 7,68, Calado: 4,60.

Dos motores diésel GM 12-567; 2T de 12 cilindros (216 x 254); General Motors construidos en  Detroit, 1.800 bHP. , 2 propelas y podía alcanzar la velocidad de hasta 11 nudos.

Fue construido para la marina de estados unidos, y su propósito inicial fue la de ser un buque de desembarco,  al ser botado, el 19 de diciembre de 1942 fue Bautizado como el  LST - 63 ,el siguiente año, el 29 de marzo es transferido a la Royal Navy (Marina inglesa - (U. K.) y renombrado, HM LST-63,  este “préstamo” seguramente  se realizó bajo la figura de La ley de Préstamo y Arriendo (en inglés: Lend-Lease) utilizado en la II guerra mundial por Estados Unidos para transferir “legalmente” armas y equipo a países aliados.

Al terminar la guerra en 1945, el 17 de diciembre es  reintegrado a la U. S. Navy.  Al término del conflicto bélico si algo les sobraba a los norteamericanos eran armas y equipo militar, así que 21 de Enero es dado de  baja.

Dos años después en 1948, el  7 de mayo es vendido a Northern Metals Co, Filadelfia, casi casi como chatarra aunque el barco era relativamente nuevo.

El barco fue modificado, transformado en Ferry Ro Ro, y es  operado por The Virginia Ferry Corp, y por supuesto le cambian el nombre por  NORTHAMPTON, continua “trabajando” y en 1964 lo encontramos sirviendo como barcaza operado por la  Tidewater Towing Corp.

Cuatro años después en 1968, es vendido a Naviera del Pacífico S. A. (Ruffo) con sede en nuestro puerto de La Paz BCS, y en nombrado “SALVATIERRA”  por supuesto adquiere la nacionalidad mexicana, es cuando los sudcalifornianos lo conocemos.

Su punto de atraque en La Paz BCS era en el muelle que se construyó ex profeso en la terminal San Antonio, ubicada exactamente donde la calle Sinaloa topa con el mar, en el barrio del “Manglito”, recuerdo largas filas de camiones cargados de productos agrícolas se hacían en la calle Sinaloa que llegaban hasta la Abasolo y más allá esperando su turno para abordar el barco,  su principal ruta fue La Paz – Topolobampo.

Siete años continuó navegando en el golfo de California, fue la madrugada del 19 de Junio de 1975 cuando zozobró, relatan que a primeras horas del día un fuerte estruendo se escuchó en el fondo, todo el barco se estremeció, las luces parpadearon, su capitán, Rogelio Efraín González Arreola, al percatarse que la embarcación hace agua, rápidamente ordena abandonar el barco y botar los botes salvavidas, en el momento de la tragedia El Salvatierra transportaba 21 “Pipas” (Carros tanque) cargados con turbosina, obviamente también estaban los 21 operadores de los camiones más la tripulación del barco, y gracias a la intervención de estos no hubo ninguna muerte que lamentar, los botes salvavidas navegaron hasta la playa de Balandra donde tocaron tierra firme. (Información del reportaje de Mary Nogales)

El primer reporte del lugar del naufragio indicaba que fue a 1 milla náutica del este sureste de la baliza norte del canal de navegación (San Lorenzo) frente a la isla Espíritu Santo.

Se rumoró en esos días que se pretendía “volar” (dinamitar) el pecio del Salvatierra por el peligro que representaba para la navegación, aunque nunca se llevó a cabo dicha acción, lo que si se intentó posteriormente fue reflotar el barco, actividades a cargo de Diving Service, que no tuvo éxito. Posteriormente, cuando el ciclón Liza azota nuestra península, las marejadas que provoca remueven el barco del lugar original del hundimiento y es entonces que declarado pérdida total.

Hoy, El Salvatierra aun sirve a BCS, pero como lugar de buceo, es uno de los lugares preferidos por quienes practican este deporte, cientos de buzos  aficionados y profesionales exploran el barco hundido, que se ha convertido en un arrecife donde habitan innumerables especies de peces, pargos, cabrillas, meros, tamborillos, botetes, corales, estrellas de mar, caracoles y “abanicos” de colores se mecen al compás del movimiento del mar, morenas acechan en los recovecos de las cabinas, por encima, tiburones martillos y mantarrayas gigantes nadan lentamente, una tragedia fue la base para que surgiera un lugar de refugio y resguardo para la vida marina.

Anexo
Lista de los capitanes ingleses que comandaron el barco durante la segunda guerra mundial.

1 A / Lt.Cdr. Archibald Ross Wheeler, RNR 1 de febrero de 1943 12 de junio de 1943
2 T / A / Lt.Cdr. Vernon Elsom, RNR 12 de junio de 1943 20 de septiembre de 1944
3 A D B Trevor, RNVR 20 de septiembre de 1944 12 de febrero de 1945
4 T / A / Lt.Cdr. Alan George Roberts, DSC, RNR 12 de febrero de 1945 12 de agosto de 1945
5 T / A / Lt.Cdr. Archibald Henry Frogbrook, RNR 12 de agosto de 1945 17 de diciembre de 1945

Comentario: No encontré el historial de servicio del barco durante la guerra, es muy probable que participara en los desembarcos de los aliados en Europa, quizás siguiendo el historial de sus capitanes encuentre en que batallas participo, si encuentro algo complementare el relato.

Fotos:
1 - El Transbordador Salvatierra es remolcado (posiblemente por el remolcador Tolteca) después de sufrir un desperfecto en sus motores en una travesía en 1971.
2 – El Transbordador Salvatierra navegando al puerto de La Paz, al fondo parte de la Isla de Nepomuceno, que cubre el puerto de Pichilimgue.
3 - El Transbordador Salvatierra atracado en el muelle de La Terminal San Antonio.
4 -  Un boleto del Transbordador
5 y 6 – Encendedor de recuerdo del transbordador
7 – El barco MARISLA extrae los tanques donde se trasportaba Turbosina cuando el Salvatierra se hundió.
8, 9, y 10 – El Salvatierra como arrecife, refugio de diversas especies marinas, un atractivo turístico.















No hay comentarios:

Publicar un comentario